+1 786 292 1599 jp@private-advising.com

Como evitar tres trampas en las que caen los emprendedores

Demasiado capital puede matar a una compañía que recién está emergiendo. ¿Por qué? Porque puede darles suficiente financiamiento para meterse en problemas pero no suficiente para salir de los problemas.

Es difícil de creer que una empresa que aspira a emerger pueda sufrir de demasiada innovación, incluso de demasiado fondeo.  Pero la experiencia reciente ha demostrado que esto es cierto, especialmente en América Latina.  Aún peor, los emprendedores sufren de una tercera trampa que puede de manera innecesaria quemar efectivo más rápido que un Tesla súper sport.

Por: Juan Pablo Cappello, socio en Patagon.com, Co-Fundador de Idea.me y Sauber Energy. Accionista de Greenberg Traurig, Práctica Latinoamericana

La ironía es que este fenómeno aparece cuando el espíritu empresarial en América Latina está en auge, alimentado por montos record de capital de riesgo.  En el 2011, las empresas de private equity y capital de riesgo con inversiones en la región aumentaron a US$10.3 mil millones – 27 por ciento más que en el 2010 – para volcarlas en nuevas empresas en América Latina que están creciendo a ritmo acelerado.1

Esta corriente de fondos ciertamente ayudará a América Latina a dar rienda suelta al potencial económico de un mercado combinado de 600 millones de personas, incluyendo una clase media en crecimiento, con US$5.2 trillones de PIB2.  Y pese a los problemas económicos en el resto del mundo, especialmente en Europa, la economía en América Latina continuará expandiéndose en el 2012, con un crecimiento esperado de 3.7 por ciento.3

¿Supernova o agujero negro?  El continuo boom económico ha liderado la innovación a lo largo y ancho de numerosas industrias en América Latina, especialmente en el sector “on-line”.  Ejemplo de ello son MercadoLibre, el sitio de e-commerce más grande de la región; Submarino y BuscaPe, los negocios de venta minorista on-line más relevantes de Brasil.  Hoy día, más del 40 por ciento de la población de América Latina tiene acceso a Internet4 y dicho porcentaje está creciendo aceleradamente – 15 por ciento en el 2011.5

Pero para los inversionistas en emprendimientos on-line, el éxito puede ser esquivo incluso si de acuerdo con los números que arroja el mercado es cierto que van a remontar.  Su objetivo, por supuesto, es encontrar algunas pocas empresas estelares que se tornen estrellas en medio de las muchas que pasan al olvido.  Una empresa de capital de riesgo estima que el 70 por ciento de las 130 compañías en las cuales su fondo ha invertido fracasarán.  Pero por aquellas que tendrán éxito, esperan retornos de entre 10/20 veces o más respecto de la inversión inicial.

Nuevas Reglas Rigen.  Los inversionistas de capital de riesgo y private equity en América Latina pueden ayudar a incrementar las posibilidades de éxito de las compañías on-line que tienen en su portafolio  proveyendo coaching a sus fundadores en los tres principios operacionales, derivados de la evolución implacable de la tecnología.

Primero, demasiado capital puede matar a una compañía que recién está emergiendo. ¿Por qué? Porque puede darles suficiente financiamiento para meterse en problemas pero no suficiente para salir de los problemas.

En América Latina, levantar los primeros US$50.000 a US$100.000 solía ser extremadamente dificultoso para una empresa emergente.  Asimismo, el inversionista tomaba tanto como la mitad de la compañía mientras se reservaba el derecho de poner los fondos con cuentagotas.  No una transacción ideal, pensarían la mayoría de los emprendedores hoy día, pero probó  a los fundadores del pasado en su resolución de ser exitosos aún cuando el efectivo era escaso o restringido.

Dinero fácil. Hoy, con capital disponible desbordando en América Latina, se hace mucho mas fácil levantar de US$500.000 a US$700.000 sin entregar a cambio demasiado capital o control sobre la compañía.  El problema es que todo ese dinero puede haber sido necesario en los 90 para lanzar un negocio on line de manera exitosa, pero no lo es hoy.  “Cloud computing” y ”storage”, “open source software” e innovaciones como financiamiento colectivo ayudan a limitar los costos de capital de una start-up respecto de los gastos en los que hubiese tenido que incurrir 15 años atrás.

El fondeo excesivo puede tentar a emprendedores de iniciativas online a sucumbir a “feature-creep” en sus ofertas o modelos de negocios.  Eso es, posponen su lanzamiento hasta que cada campana, silbato y bocina estén listos para el lanzamiento, junto a un océano de Google Adwords para asegurar una audiencia masiva lista para comprar lo que sea que estén ofreciendo.

En cambio, deberían estar haciendo un lanzamiento sencillo con una oferta bien enfocada que luego puedan mejorar y adaptar dependiendo de la respuesta del mercado.  Es la aplicación de un concepto prototípico a un lanzamiento de mercado. Si el lanzamiento prueba ser un fiasco, lo pueden matar rápidamente y moverse a la próxima oportunidad, en vez de continuar quemando montos mucho mayores de capital de riesgo tratando de probar que el mercado quiere lo que les ha dicho que no quería.

Disparando a la luna. Segundo, muchos de los empresarios Latinoamericanos tratan de innovar a una escala global, intentando crear el nuevo Amazon o Groupon.  En lenguaje de béisbol, esto se denomina “swinging for the fences” – tratar de hacer un home run cuando ya llegar a la primera o segunda base bastaría.

El hecho es, clonar negocios online en América Latina y adaptarlos a la cultura y a la población en la región puede ser muy exitoso, sin necesidad de cambiar el juego para el mundo.  Y hacer esto con mucho menos riesgo.

A pesar de toda la publicidad alrededor del reciente IPO de Facebook, una oferta pública no es el final de todas las estrategias de salida como lo era en los 90 durante el primer boom the Internet.  Mas común hoy son las adquisiciones estratégicas por parte de grandes compañías de empresas mas pequeñas en el rango de los US$25 millones a los US$250 millones.  Algunas de las 1.000 compañías globales, están utilizando sus reservas de efectivo para hacer sus cuatro a cinco adquisiciones al mes.  Hablando de Facebook, y como ejemplo tenemos la adquisición que hiciera de Instagram en el mes de abril por US$1 mil millones que no es un mal pago para una compañía de 13 personas.  También como ejemplo la adquisición inmediatamente después de otras dos compañías más pequeñas – Lightbox y Karma.

Legalmente obligado.  Un abogado que revela este tercer error es como un mago que rompe el “Juramento de los Magos” de nunca compartir sus secretos con personas de afuera: Los emprendedores en América Latina tienden a gastar demasiado tiempo y dinero en abogados.

Esto no es debido a que los abogados son inherentemente muy caros o están tratando de complicar el procedimiento.  En vez, es porque los emprendedores e inversionistas en la región generalmente tratan de negociar todos los términos de la transacción de cero.  Esto crea un proceso ineficiente de negociaciones innecesarias que ultimadamente resulta en demasiado tiempo y dinero gastado en honorarios legales.

A diferencia,  Sillicon Valley ha aceptado como práctica común documentos Standard en la cual las partes acuerdan por adelantado utilizar documentos neutrales y “open source” para los involucrados.  Existen varios sitios donde se pueden encontrar estos documentos y que se encuentran disponibles para el público tales como en la National Venture Capital Association’s (NCVA) y también documentos aun más sencillos como los que se encuentran en el Website de Series Seed <http://www.seriesseed.com>.

Mientras que los paquetes completos de estos documentos todavía no se encuentran disponibles en América Latina, organizaciones como Latin American Venture Capital Association (LAVCA) están trabajando duro para modificar esta situación.  Utilizar cualesquiera de estos modelos es muy simple.  Pueden reducir o incluso eliminar negociaciones técnicas ahorrando a los emprendedores en América Latina hasta un 50 por ciento en honorarios legales y semanas de negociación al adoptar documentación Standard para aquellas inversiones que se encuentran en los primeros pasos.

* * *

El incremento en el numero de emprendedores en América Latina está en crecimiento junto al dramático crecimiento en capital de riesgo y private equity; estos son buenos barómetros del brillante prospecto económico de la región.  La tecnología continuará modificando el campo y las reglas del juego de aquí en adelante, especialmente en emprendimientos on-line.  Este tipo de emprendedores no están excavando minas, poniendo rieles o construyendo puentes.  Su éxito no depende de capital y recursos naturales pero de la velocidad, agilidad y atención que pongan, y que puede ayudarles a responder a capitalizar oportunidades en el mercado mas rápido que la competencia, generando más riqueza para ellos y para sus inversionistas.